lunes, 10 de agosto de 2015

Qué es la Perseverancia



La perseverancia es la capacidad para seguir adelante pese a los obstáculos que se van presentando y que pueden conllevar al desánimo, aburrimiento, frustración, o los propios deseos de rendirse. La persona perseverante siempre termina lo que empieza, vuelve a intentarlo una y otra vez a pesar de los fracasos, persigue sus objetivos y se mantiene concentrada y trabajando en su tarea.


Lo opuesto a la perseverancia lo representan las personas perezosas y vagas, que se rinden al menor tropiezo o que ni siquiera lo intentan, que buscan lo fácil y toman atajos, pierden el interés con facilidad y abandonan ante la más mínima dificultad.

La perseverancia en una persona es digna de admiración por os demás. Son muchos los ejemplos de personas discapacitadas que cumplen sus sueños a pesar de sus limitaciones físicas y que nos hacen reflexionar sobre el hecho de que “nosotros también lo podemos hacer”… la gran diferencia es el enorme espíritu perseverante que llevan por dentro.

Thomas Edison probó más de 6000 sustancias antes de encontrar la que finalmente resultó ser útil para crear el filamento de la bombilla eléctrica. Dijo que "el genio es un 99% transpiración y un 1% inspiración".

Abraham Lincoln perdió seis veces en las elecciones antes de convertirse en uno de los presidentes más importantes de Estados Unidos.

¿Cómo son las personas más perseverantes?

Las personas más perseverantes son aquellas que:
  • Consideran que están suficientemente preparadas para hacer bien una tarea y tener éxito.
  • Están seguros de tener el control sobre los resultados.
  • Son siempre positivos ante los resultados obtenidos.
  • Poseen una alta autoestima.
  • Tienen un alto grado de control y autonomía.
  • Tienen una gran inteligencia emocional.
  • Eligen sus metas voluntariamente, la consideran importante, están motivadas y les gusta.
El lado negativo de la perseverancia está dado cuando, por ejemplo, se quiere persistir en un objetivo inútil, el cual solo supone un gasto de esfuerzo y tiempo que no producen ningún resultado, por eso es preferible perseverar cuando la posibilidad de éxito es razonable.
En conclusión, la persistencia solo será útil usa adecuadamente, es decir, haciendo una evaluación correcta para determinar si la persistencia servirá para traer el éxito a pesar de los fracasos

Espero que este artículo haya sido de gran interés y ayuda. Por favor compártelo con tus contactos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada